Número Ocho


Si tu camino de vida es el de un número OCHO, la búsqueda de dinero y el estatus serán lo más importante para ti. Los que tienen el camino de vida de un número OCHO son a menudo las personas más poderosas, seguras y materialmente exitosas que hay.

Los número OCHO tienen personalidades que tienden a ser independientes, competitivas, prácticas y contundentes cuando es necesario. Gestionar negocios, para ti y tu ámbito, será una tarea bastante fácil. El camino de vida de un número OCHO está dotado de un enorme potencial para concebir ideas de amplio alcance y, además, posee la tenacidad necesaria para seguir adelante con ellas. Palabras o cualidades clave para alguien con el camino de vida de un número OCHO son: pragmática, estatus, búsqueda de poder y elevadas metas materiales.

Es común que los número OCHO se encuentren con que tienen poco o ningún tiempo para sus sueños y visiones. Es muy probable que tengas los pies sobre la tierra y solo te ocupes de los asuntos que creas más serios. Esto puede agregar tensión a las relaciones si los demás no se dan cuenta o aceptan tu naturaleza.

Un número OCHO también puede llegar a preocuparse demasiado acerca de el dinero que la familia consigue, de esta forma, el hogar y tu propia paz mental pueden verse abandonadas. Tomarte el tiempo adecuado para permitirte ver que todo esto es importante, podría ser un desafío, pero también vital para la felicidad de un número OCHO.

El propósito de la vida de un número OCHO es la adquisición de dinero y aprender de el poder que viene con una adecuada manipulación del mismo. Tiempo atrás se pensaba que el número OCHO era de “mala suerte”. Este no es el caso. La suerte no tiene nada que ver con el número OCHO. El ingenio, el equilibrio y el trabajo duro te traerán recompensas.

Es importante que todos los número OCHO se abstengan de actividades obsesivas, o de la negligencia en otros placeres de la vida. Puede ser un reto encontrar el equilibrio adecuado entre la ambición y las relaciones. Sin embargo, una cuidadosa planificación y determinación, pueden mantener la vida en armonía.